623 150 253 | hola@quiropracticaburgos.es

¡Siguenos en nuestras redes!

Ajustes quiroprácticos

¿Qué son los ajustes quiroprácticos?

El ajuste consiste en aplicar fuerza de manera controlada y con rapidez en las articulaciones de la columna vertebral en las que se han observado las subluxaciones
ajustes quiroprácticos

El objetivo es eliminar las interferencias que se han producido en los nervios, para que el cuerpo pueda recuperarse. Gracias a ello mejoran el movimiento de la columna y el funcionamiento del sistema nervioso.

¿Cómo se realizan? Para los ajustes el quiropráctico utiliza sus propias manos. Y si es necesario instrumental, camillas especializadas o equipo médico.

Hay distintas técnicas. En función del tipo de subluxación y del paciente, el quiropráctico recurre a una u otra. Se adaptan al paciente.

A veces las subluxaciones sí que producen molestias, pero en otras ocasiones son “silenciosas”, y aunque en apariencia estamos sanos y no creemos tener problemas, es importante revisar cómo funciona nuestro sistema nervioso. Pide cita y valoraremos tu caso.

Ajuste quiropráctico

El ajuste quiropráctico te ayudará a sentirte mejor y a que tu cuerpo pueda sanar desde dentro

Hay una estrecha relación entre la columna, el sistema nervioso y tu salud. Deben estar equilibrados para que tu cuerpo realice sus movimientos y funciones de manera correcta. Y que así tú sientas la energía que necesitas.

Se trata de un cuidado indoloro y que se puede realizar a cualquier edad. Es seguro y eficaz. Y rápido, las sesiones del quiropráctico tienen una duración de entre 5-10 minutos. Aunque esto puede variar en según lo que necesite cada persona. En nuestra consulta nos adaptamos a ti.

Tras el ajuste te sentirás más relajado y sin tensiones. Y disminuirás tu estrés físico y mental, que en muchas ocasiones es causante de subluxaciones. Es un momento de salud y cuidados solo para ti.

ajuste quiropráctico

Ajuste quiropráctico lumbar

Disminuye las molestias de espalda con el ajuste quiropráctico lumbar
ajustes quiroprácticos Burgos

A lo largo de nuestra vida podemos sufrir distintas molestias y puede que impidan que nuestra zona lumbar no funcione bien y que los nervios de la columna se pincen, para mitigar sus consecuencias hay solución. Puedes volver a tener mayor movilidad en las lumbares y sentirte mejor.

El ajuste que se realiza en esa zona permite liberar los nervios irritados y las subluxaciones. Y con ello aliviar las molestias.

Ajustes quiroprácticos cervicales

Sentir que las cervicales no tienen toda su funcionalidad es de lo más incómodo
ajustes quiroprácticos en Burgos

Hoy en día es muy habitual, por el ritmo de vida que llevamos, que nos moleste el cuello, los hombros, los brazos y toda la zona superior de la espalda. Que sintamos la zona cervical cargada y sin movilidad. A veces por estrés, por malas posturas, por no realizar ejercicio para fortalecer dicha zona, o por lesiones o por molestias.

Y se puede aliviar con ajustes quiroprácticos cervicales. Tras los ajustes el paciente nota cómo disminuyen sus síntomas. Se mitigan las molestias de la cabeza, se aumenta la movilidad del cuerpo, se nota un menor adormecimiento en los brazos, etc.

Si en algún momento has vivido algo de esto, pide cita y valoraremos tu caso. Un cuidado quiropráctico ajustado a ti va a mejorar tu estado de salud.

Contacta con Quiropráctica Burgos rellenando los campos del siguiente formulario

    Iris Méndez

    Desde que me ajusto mi cuerpo funciona de otra manera.

    Empecé el cuidado quiropráctico a la par de mi trabajo. Solía tener molestias lumbares y piernas, y por si fuera poco llegué a considerarlas normales en mi día a día. Cuando inicié el cuidado quiropráctico pensé que era algo diferente, viví sensaciones que no había experimentado y comencé a ser más consciente de mis posturas y también a dejar de dormir boca abajo.

    A medida que pasaba el tiempo vi como mi cuerpo empezaba a funcionar mejor, mis dolencias iban poco a poco disminuyendo y entendí la importancia del tiempo y la repetición en los procesos del cuerpo. Dicho esto, quiero contarte que hago en la consulta. Principalmente, te acompañare en la recepción y atendiendo el teléfono o e-mail para tus citas,  escucharé aquella información que necesites compartir sobre tu cuerpo y tus hábitos y por supuesto te acompañaré durante el cuidado.

    También me encargo de que la página web que lees y las redes sociales que visitas estén siempre con la mejor información para ti.

    ¡Estoy encantada de compartir esta filosofía contigo!