623 150 253 | hola@quiropracticaburgos.es

¡Siguenos en nuestras redes!

¿Cómo crear un habito?

¿Cómo crear un habito?

Hoy hablaremos de 4 pasos para añadir un hábito a tu rutina

Los hábitos no nacen espontáneamente, se aprenden y se forman como resultado de una acción que repites. Los hábitos requieren de un proceso de aprendizaje que consta de: estímulo, acción, recompensa y repetición. Por eso, hoy te enseñamos 4 pasos para añadir un hábito a tu vida.  

¿Cómo crear un habito?

¡Prepárate y confía en ti!

Prepárate, piensa y escribe los hábitos que quieres conseguir, puedes clasificarlos en: “Hábitos que deseo adquirir” y “hábitos que deseo quitar”. Establece cuales son en cada uno de ellos.

Confía en ti, seguro se te dará genial.

 

Ponle nombre a la meta

Reconoce el nuevo hábito, determina la conducta que quieres adquirir o cambiar. Por ejemplo: Cambia el “no hago deporte”❌🏃‍♀️ por “todos los días andaré 5 minutos por la mañana”🏃‍♀️. Reconocerlo, te ayudará con el paso del tiempo. ⏰

Motiva y activa la meta

La motivación es la clave.💪💙 La preparación es importante. Por ejemplo: “Pondré una alarma🕑 todos los días para hacer ejercicios”, “Prepararé la ropa de deporte 🤾‍♀️ el día anterior” …Busca la motivación que más te convenga.💙💪

Establece una recompensa

Premia a tu esfuerzo. 💯 Busca premios que vayan en la misma línea de la meta que quieras convertir en hábito. Por ejemplo: “Después de andar, me daré una ducha🚿 relajante y al terminar me diré, ¡buen trabajo, sigue así!”.🙌

Si sigues estos cuatro pasos y REPITES, seguro te será más fácil incluir los hábitos en tu día a día. 

¿Compartes con nosotras tu experiencia a la hora de incluir nuevos hábitos o retomarlos?

⬇️Déjanos un comentario⬇️

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iris Méndez

Desde que me ajusto mi cuerpo funciona de otra manera.

Empecé el cuidado quiropráctico a la par de mi trabajo. Solía tener molestias lumbares y piernas, y por si fuera poco llegué a considerarlas normales en mi día a día. Cuando inicié el cuidado quiropráctico pensé que era algo diferente, viví sensaciones que no había experimentado y comencé a ser más consciente de mis posturas y también a dejar de dormir boca abajo.

A medida que pasaba el tiempo vi como mi cuerpo empezaba a funcionar mejor, mis dolencias iban poco a poco disminuyendo y entendí la importancia del tiempo y la repetición en los procesos del cuerpo. Dicho esto, quiero contarte que hago en la consulta. Principalmente, te acompañare en la recepción y atendiendo el teléfono o e-mail para tus citas,  escucharé aquella información que necesites compartir sobre tu cuerpo y tus hábitos y por supuesto te acompañaré durante el cuidado.

También me encargo de que la página web que lees y las redes sociales que visitas estén siempre con la mejor información para ti.

¡Estoy encantada de compartir esta filosofía contigo!