623 150 253 | hola@quiropracticaburgos.es

¡Siguenos en nuestras redes!

Estrés Físico

El Estrés Físico

Cuando hablamos de estrés debemos saber que se manifiesta en nuestro cuerpo después de una sobrecarga a nivel emocional, físico o químico. Los estudios demuestran que recibir cuidados quiroprácticos de forma habitual puede incrementar tu capacidad de tolerar el estrés y ayudarte a aligerar los efectos que puede producir en tu cerebro y tu Sistema Nervioso. imagen prueba1

Las causas que pueden ocasionarlo son muchas, pero hoy hablaremos de una importante, que pocas veces nos percatamos y por tanto, sometemos a nuestro cuerpo a niveles de estrés altos.

 

Recuerda que cualquier tipo de estrés puede dejarnos como consecuencia la aparición de subluxaciones, interferencias en nuestro Sistema Nervioso y en su conexión cerebro-cuerpo. 

El estrés físico.

El estrés físico, desde el punto de vista quiropráctico,  lo relacionamos con caídas, accidentes, lesiones, malas posturas, golpes, falta de ejercicio, movimientos repetitivos o incluso una postura en tiempo prolongado.

El primer momento estresante físicamente para todo ser humano es el parto, cuando sacan con mucha fuerza la cabeza, a veces esa fuerza equivale a 20 o incluso 40kg. Y también podríamos recordar cuando aprendimos a caminar o a andar en bici, suelen ser nuestras primera caídas en la vida, y luego vienen otras muchas que se van acumulando en nuestro cuerpo y en el Sistema Nervioso.

pexels-photo-3760275
Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Durante décadas, la ciencia nos ha informado de que el estrés puede aumentar las enfermedades que padece la sociedad, por lo que debemos identificar dónde estamos fallando para evitar someter a nuestro cuerpo a un estrés repetitivo o continuo.

A continuación te hablaremos de algunas de ellas:

Las Caídas, accidentes, lesiones o golpes : los accidentes de coche son una de las más graves, quizás no podremos evitarlas, por lo general se producen de forma accidental, sin embargo podemos prevenirlas. Si tienes problemas de equilibrio, mareos o vértigos, puedes ser más precavido y cuidadoso con tu cuerpo para evitar provocar caídas, accidentes, lesiones o golpes, y también puedes acudir al cuidado quiropráctico, muchos de los pacientes de Quiropráctica Burgos , han mejorado su equilibrio y su atención con ayuda de la quiropráctica.

pexels-photo-840996
Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Malas posturas: se generan, por movimientos repetitivos, por posiciones constantes, coger peso de forma continua o incluso por movimientos bruscos, muchas de estas posturas podemos mejorarlas haciendo conciencia de nuestro cuerpo y de lo que hacemos con el, de igual forma tenemos el cuidado quiropráctico, éste te ayudará a mantener la corrección de tu postura más conscientemente y a que tu cuerpo y espalda estén con menos tensión.

pexels-photo-2091651
Photo by Luis Quintero on Pexels.com

 

Falta de ejercicio: la falta de ejercicio también puede ocasionar problemas en tu cuerpo, si no lo prácticas, no podrás ayudar a tu cuerpo a liberar las tensiones del día, y en consecuencia, se acumularán  e irán a más, el ejercicio contribuye con el bienestar de tu cuerpo, date la oportunidad y descubre la conexión entre hacer ejercicio y el alivio del estrés. 

 

 

 

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iris Méndez

Desde que me ajusto mi cuerpo funciona de otra manera.

Empecé el cuidado quiropráctico a la par de mi trabajo. Solía tener molestias lumbares y piernas, y por si fuera poco llegué a considerarlas normales en mi día a día. Cuando inicié el cuidado quiropráctico pensé que era algo diferente, viví sensaciones que no había experimentado y comencé a ser más consciente de mis posturas y también a dejar de dormir boca abajo.

A medida que pasaba el tiempo vi como mi cuerpo empezaba a funcionar mejor, mis dolencias iban poco a poco disminuyendo y entendí la importancia del tiempo y la repetición en los procesos del cuerpo. Dicho esto, quiero contarte que hago en la consulta. Principalmente, te acompañare en la recepción y atendiendo el teléfono o e-mail para tus citas,  escucharé aquella información que necesites compartir sobre tu cuerpo y tus hábitos y por supuesto te acompañaré durante el cuidado.

También me encargo de que la página web que lees y las redes sociales que visitas estén siempre con la mejor información para ti.

¡Estoy encantada de compartir esta filosofía contigo!