623 150 253 | hola@quiropracticaburgos.es | Calle Villalón 1 Bajo.

¡Siguenos en nuestras redes!

Escoliosis lumbar: Síntomas y tratamiento quiropráctico

La escoliosis lumbar es una deformidad de la columna vertebral que se caracteriza por una curvatura anormal hacia el lado izquierdo o derecho en la región lumbar. Aunque puede ser causada por diversos factores, la mayoría de los casos de escoliosis lumbar son idiopáticos, lo que significa que su causa es desconocida. En este artículo, exploraremos los síntomas de la escoliosis lumbar y los tratamientos disponibles para esta afección.

 

Síntomas de la escoliosis lumbar

La escoliosis lumbar puede ser asintomática en sus etapas tempranas. Sin embargo, a medida que la curvatura de la columna vertebral aumenta, los síntomas pueden incluir:

  1. Dolor de espalda: El dolor de espalda es uno de los síntomas más comunes de la escoliosis lumbar. El dolor puede ser intermitente o constante y puede empeorar con la actividad física.
  2. Dificultad para caminar: La escoliosis lumbar puede afectar el equilibrio y la postura, lo que puede provocar dificultad para caminar.
  3. Fatiga: La fatiga es un síntoma común de la escoliosis lumbar debido a la tensión constante en los músculos de la espalda.
  4. Problemas respiratorios: En casos graves de escoliosis lumbar, la curvatura de la columna vertebral se puede producir también en la zona torácica, y  puede comprimir los pulmones y provocar dificultad para respirar.
  5. Dolor en las piernas: La escoliosis lumbar también puede causar dolor en las piernas debido a la tensión en los nervios que salen de la columna vertebral.

 

Tratamiento para la escoliosis lumbar

El tratamiento para la escoliosis lumbar depende de la gravedad de la curvatura de la columna vertebral y de la edad del paciente. En casos leves, el tratamiento puede no ser necesario. Sin embargo, en casos graves, se pueden requerir medidas más agresivas.

  1. Terapia física: La terapia física puede ser útil para fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la postura. Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento pueden ayudar a reducir el dolor y mejorar la función.
  2. Medicamentos: Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación en la espalda. Los analgésicos también pueden ser útiles para controlar el dolor.
  3. Soporte de la espalda: El soporte de la espalda, como los corsés o las férulas, puede ayudar a reducir la curvatura de la columna vertebral y mejorar la postura.
  4. Cirugía: La cirugía puede ser necesaria en casos graves de escoliosis lumbar. Durante la cirugía, se coloca un dispositivo de metal en la columna vertebral para corregir la curvatura y mantener la columna vertebral en su posición correcta.
  5. Monitorización: En algunos casos, el médico puede recomendar simplemente vigilar la curvatura de la columna vertebral a lo largo del tiempo para asegurarse de que no empeore. Esta monitorización puede incluir radiografías regulares y exámenes físicos.

En resumen, la escoliosis lumbar es una afección de la columna vertebral que puede causar dolor de espalda, dificultad para caminar, fatiga, problemas respiratorios y dolor en las piernas. El tratamiento para la escoliosis lumbar depende de la gravedad de la curvatura de la columna vertebral y de la edad del paciente. En casos leves, el tratamiento puede no ser necesario, mientras que en casos graves, se pueden requerir medidas más agresivas como la terapia física, los medicamentos, el soporte de la espalda, la cirugía o la monitorización. Es importante que los pacientes con escoliosis lumbar consulten con un médico para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados. Además, es recomendable mantener una buena postura y realizar ejercicios de fortalecimiento y estiramiento de la espalda para prevenir la aparición o empeoramiento de la escoliosis lumbar.

 

¿Cómo puede ayudarte la Quiropráctica?

En Quiropráctica Burgos tenemos casos de escoliosis que les ayudamos a evitar que la curvatura vaya a más. Lo cual evita que empeoren o que aparezcan algunos de los posibles síntomas ya mencionados. Los niños con escoliosis tienen más posibilidades de mejorar la posición de la columna vertebral, ya que están creciendo.

Ven a Quiropráctica Burgos si quieres que te hagamos una valoración de tu columna vertebral.

Comparte esta publicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones recientes

Iris Méndez

Desde que me ajusto mi cuerpo funciona de otra manera.

Empecé el cuidado quiropráctico a la par de mi trabajo. Solía tener molestias lumbares y piernas, y por si fuera poco llegué a considerarlas normales en mi día a día. Cuando inicié el cuidado quiropráctico pensé que era algo diferente, viví sensaciones que no había experimentado y comencé a ser más consciente de mis posturas y también a dejar de dormir boca abajo.

A medida que pasaba el tiempo vi como mi cuerpo empezaba a funcionar mejor, mis dolencias iban poco a poco disminuyendo y entendí la importancia del tiempo y la repetición en los procesos del cuerpo. Dicho esto, quiero contarte que hago en la consulta. Principalmente, te acompañare en la recepción y atendiendo el teléfono o e-mail para tus citas,  escucharé aquella información que necesites compartir sobre tu cuerpo y tus hábitos y por supuesto te acompañaré durante el cuidado.

También me encargo de que la página web que lees y las redes sociales que visitas estén siempre con la mejor información para ti.

¡Estoy encantada de compartir esta filosofía contigo!