Isabel Turri, Quiropráctico

Me llamo Isabel Turri y soy quiropráctico, nací en Italia y estudié en España la carrera de Quiropráctica, esta es mi historia hasta llegar a ser Quiropractico…

Nací en un pequeño pueblo cerca de la ciudad de Trento en el norte de Italia, conocí esta profesión gracias a mi madre, de hecho ella sufría mucho de migrañas. Cada noche volvía de trabajar con dolores de cabeza y náuseas y su único remedio era tomar medicación para estar mejor. Una de sus amigas le aconsejo visitar a un quiropráctico y así  lo hizo. En su caso, después de pocos meses ya se encontraba mejor; los dolores de cabezas se manifestaban con menos frecuencia y eran menos intensos. Al notar todos estos cambios en tan poco tiempo, me quedé sorprendida y me entró curiosidad por saber lo que era la quiropráctica.

Un día asistí a una sesión informativa del quiropráctico, Samuel Floreani y me fascino ya que hablaba de bienestar, ciencia, cuerpo y como este tiene la capacidad de auto curarse. Nunca había pensado hasta ese momento de cuanto ingenioso es nuestro cuerpo y de cuanto es importante cuidarlo . Con eso me entró aún más curiosidad y quería saber como trabajan los quiroprácticos, por eso acudí al centro con mi madre y cuando vi por primera vez los ajustes, ¡supe que era lo que quería hacer! Aun si no padecía de ninguna dolencia grave, empecé el cuidado quiropráctico y, con el tiempo, me di cuenta de pequeñas cosas que mi cuerpo estaba integrando y cambiando. Así me convencí aún más que la quiropráctica era la profesión a que me quería dedicar para ayudar a las otras personas a darse cuenta del gran potencial que nuestro cuerpo tiene.

Como en Italia no hay universidades, vine aquí en España a empezar este bonito viaje hacia la quiropráctica. En el 2014 comencé mis estudios, 1 año en Barcelona College of Chiropractic y 5 años en el Madrid College of Chiropractic en San Lorenzo de el Escorial

Después de la universidad llegó el momento de buscar trabajo y lo encontré aquí en Quiropráctica Burgos, un centro tan precioso con un equipo estupendo que me supo acoger con mucha amabilidad y cariño.