623 150 253 | hola@quiropracticaburgos.es

¡Siguenos en nuestras redes!

La Coherencia Cardíaca

La Coherencia Cardíaca

Más equilibrio y menos estrés.

La coherencia cardíaca es un estado liberador de estrés. Los egipcios creyeron que era el corazón el que regía el cerebro, los filósofos griegos debatieron sobre cuál de los órganos tenía una función más importante.

Es así como, al día de hoy y luego de muchas investigaciones se sabe que entre el corazón y el cerebro existe una conexión necesaria e inevitable.

Antes de conceptualizar es importante saber que: Un sistema es coherente cuando casi no desperdicia energía, maximiza la capacidad para adaptarse y es eficaz.

Dicho esto, podemos definir a la coherencia cardiaca como un término que se usa para describir el sistema cardiovascular de una persona cuando los mecanismos eléctricos y mecánicos del corazón sincronizan y son eficientes.

Sabemos que cuando un sistema es coherente, casi no desperdicia energía debido a la sincronización interna. Se maximiza el poder de adaptarse, ser flexible e innovar. Este poder coherente da como resultado un salto importante en la eficacia y en la efectividad. Logrando la coherencia en el corazón, el resto del cuerpo entra en resonancia y se equilibra adecuadamente.

Importante considerar el estrés y las emociones de todo tipo se reflejan en nuestro ritmo cardíaco. Esto se debe a que lo que estamos sintiendo provoca cambios en la actividad de nuestro sistema nervioso que afecta al patrón del ritmo cardíaco.

La coherencia es un estado progresivo, mientras más creamos, más tenemos en reserva y más crece la seguridad en uno mismo.

Hoy te voy a dejar una técnica de respiración que te servirá mucho para mejorar la coherencia cardíaca.

La respiración será tu aliada te dejaré este ejercicio, lo puedes hacer en casa o en el trabajo, permite controlar las aceleraciones y desaceleraciones del corazón, se trata de inspirar y espirar lentamente de forma voluntaria para sincronizar la respiración con el ritmo del corazón. 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iris Méndez

Desde que me ajusto mi cuerpo funciona de otra manera.

Empecé el cuidado quiropráctico a la par de mi trabajo. Solía tener molestias lumbares y piernas, y por si fuera poco llegué a considerarlas normales en mi día a día. Cuando inicié el cuidado quiropráctico pensé que era algo diferente, viví sensaciones que no había experimentado y comencé a ser más consciente de mis posturas y también a dejar de dormir boca abajo.

A medida que pasaba el tiempo vi como mi cuerpo empezaba a funcionar mejor, mis dolencias iban poco a poco disminuyendo y entendí la importancia del tiempo y la repetición en los procesos del cuerpo. Dicho esto, quiero contarte que hago en la consulta. Principalmente, te acompañare en la recepción y atendiendo el teléfono o e-mail para tus citas,  escucharé aquella información que necesites compartir sobre tu cuerpo y tus hábitos y por supuesto te acompañaré durante el cuidado.

También me encargo de que la página web que lees y las redes sociales que visitas estén siempre con la mejor información para ti.

¡Estoy encantada de compartir esta filosofía contigo!