623 150 253 | hola@quiropracticaburgos.es

¡Siguenos en nuestras redes!

Nuestro equipo

Casilda Delgado

Quiropráctico

Me llamo Casilda Delgado y soy la fundadora de Quiropráctica Burgos. Nací en Burgos y estudié en España la carrera de Quiropráctica.
Esta es mi historia hasta llegar a ser Quiropráctico.

Iris Méndez 

Recepción – Marketing y Redes Sociales 

Mi nombre es Iris y nací en Mérida, Venezuela. Desde muy joven me di cuenta que la atención de personas es mi pasión, y de hecho estudié para ello. Antes de explicarte lo que hago en la consulta, me gustaría que supieras cómo la quiropráctica ha cambiado mi vida.

 

Casilda Delgado

Desde muy pequeña me gustaba ayudar, era una niña muy movida que me gustaba subirme a todos los altos, árboles…  Yo creía que estudiar no era lo más divertido del mundo en el colegio y fíjate que al final he hecho tres carreras universitarias y más de cien cursos de formaciones diferentes.
Decidí estudiar Trabajo Social y Terapia Ocupacional en la Universidad de Salamanca. Trabajé como Terapeuta Ocupacional en un centro de enfermos de Alzheimer en Zamora y en el hospital psiquiátrico San Juan de Dios en Palencia. Trabajadora Social en el antiguo psiquiátrico de Oña, en Burgos, y en diferentes CEAS de pueblos de la provincia de Burgos.
Durante este tiempo y trabajando en los diferentes lugares, siguió mi formación con cursos como Psicomotricidad, Integración sensorial, Estrategias de intervención de Terapia Ocupacional en Salud Mental, Biodanza, Yoga Infantil y Embarazo, un Postgrado en Terapias Corporales en la Universidad de Burgos. Como consecuencia de un dolor de espalda recibí masajes TNDR, y me gustó tanto que me formé en este masaje y tuve mi propia consulta de masajes y terapias varias en Burgos hace unos años.
En uno de los cursos conocí un Quiropráctico, Marcelo de Madrid, quien me invitó a conocer su consulta y me encantó la profesión. Yo se lo presenté a mi hermana Soraya y ella fue la primera en animarse a estudiar la carrera en Barcelona. Tanto ella como Marcelo, me animaron a ir a un congreso de Quiropráctica, y ahí fue donde tomé la mejor decisión de mi vida y la más dura también, con 31 años 2 carrera y un trabajo que iba bien, me fui con mi hermana Soraya Delgado (quien ahora es quiropráctica en Málaga) a estudiar al Barcelona College of Chiropractic, una universidad bilingüe. Aunque yo sabía inglés, nunca había estudiado nada en otro idioma. ¡Fueron los cinco años académicos más duros y exigentes de mi vida! Dedicación absoluta, con clases y prácticas de lunes a viernes, y los seminarios extra de fin de semana… y a la vez los más gratificantes, porque cuando ya tienes una edad se ven las cosas de otra manera. Durante esos años pude trabajar con varios Quiroprácticos y en especial con el que se convirtió en mi mentor, Brock McCurdy y su asistente Pamela, con los que aprendí cómo funciona una consulta Quiropráctica. He ido de voluntaria de misión quiropráctica a Haití, Colombia e India.
Durante estos años en Barcelona, mi formación extra continuó con la Terapia Gestalt la cual duró los mismos 5 años que la carrera de Quiropráctica, un gran reto de crecimiento personal.
Y así fue como en octubre de 2018 fundé la primera consulta de Quiropráctica de la ciudad de Burgos, mi ciudad natal, gracias al apoyo de mi familia y la ilusión de poder mejorar la calidad de vida de las personas de esta ciudad.
Hoy estoy segura de que es lo mejor que he hecho en mi vida. Para mí la quiropráctica es la mejor forma de ayudar a mejorar el bienestar de las personas, desde la raíz de la causa de la mayoría de los problemas de salud.

Iris Méndez

Desde que me ajusto mi cuerpo funciona de otra manera.

Empecé el cuidado quiropráctico a la par de mi trabajo. Solía tener molestias lumbares y piernas, y por si fuera poco llegué a considerarlas normales en mi día a día. Cuando inicié el cuidado quiropráctico pensé que era algo diferente, viví sensaciones que no había experimentado y comencé a ser más consciente de mis posturas y también a dejar de dormir boca abajo.

A medida que pasaba el tiempo vi como mi cuerpo empezaba a funcionar mejor, mis dolencias iban poco a poco disminuyendo y entendí la importancia del tiempo y la repetición en los procesos del cuerpo. Dicho esto, quiero contarte que hago en la consulta. Principalmente, te acompañare en la recepción y atendiendo el teléfono o e-mail para tus citas,  escucharé aquella información que necesites compartir sobre tu cuerpo y tus hábitos y por supuesto te acompañaré durante el cuidado.

También me encargo de que la página web que lees y las redes sociales que visitas estén siempre con la mejor información para ti.

¡Estoy encantada de compartir esta filosofía contigo!