623 150 253 | hola@quiropracticaburgos.es

¡Siguenos en nuestras redes!

embarazadas cuidado quiropráctico

¿Por qué las mujeres embarazadas se benefician del cuidado quiropráctico?

En Quiropráctica Burgos nos importa que las embarazadas🤰🤱 acudan a la consulta, la vida es un milagro. Con la Quiropráctica la futura mamá vive su embarazo con más bienestar ,energía, vida, serenidad y amor a ese ser que se forma dentro.😊🥰

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios. La quiropráctica mantendrá sana tu columna vertebral ,discos y sistema nervioso. Así la madre y el bebé estarán sanos durante el embarazo y facilitará el momento del nacimientofoto de embarazada para el publi

La quiropráctica restaura el funcionamiento normal y adecuado del cuerpo para que pueda hacer sus funciones de manera natural, eliminando las interferencias del sistema nervioso.

El cuerpo sufre cambios estructurales, hormonales y emocionales, para dar espacio al bebé y prepararlo para el parto. La gran producción de hormonas hace que los ligamentos estén más laxos lo que puede provocar que nuestra columna y pelvis se desequilibren

Cualquier momento durante el embarazo  es bueno, aunque cuanto antes comiences con el cuidado quiropráctico, mejor. Con total seguridad para ti y para el feto hasta el momento de dar a luz y también después, para la mamá y el bebé porque comienzan otra etapa llena de cambios. Los ajustes quiroprácticos se realizan de una forma suave, segura y específica, adaptándose a cada caso.

Acude a un profesional quiropráctico para mejorar tu calidad de vida, no hay que esperar a tener dolor o algún síntoma, sin tenerlos también puede haber vértebras desalineadas que perjudiquen tu salud.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iris Méndez

Desde que me ajusto mi cuerpo funciona de otra manera.

Empecé el cuidado quiropráctico a la par de mi trabajo. Solía tener molestias lumbares y piernas, y por si fuera poco llegué a considerarlas normales en mi día a día. Cuando inicié el cuidado quiropráctico pensé que era algo diferente, viví sensaciones que no había experimentado y comencé a ser más consciente de mis posturas y también a dejar de dormir boca abajo.

A medida que pasaba el tiempo vi como mi cuerpo empezaba a funcionar mejor, mis dolencias iban poco a poco disminuyendo y entendí la importancia del tiempo y la repetición en los procesos del cuerpo. Dicho esto, quiero contarte que hago en la consulta. Principalmente, te acompañare en la recepción y atendiendo el teléfono o e-mail para tus citas,  escucharé aquella información que necesites compartir sobre tu cuerpo y tus hábitos y por supuesto te acompañaré durante el cuidado.

También me encargo de que la página web que lees y las redes sociales que visitas estén siempre con la mejor información para ti.

¡Estoy encantada de compartir esta filosofía contigo!