623 150 253 | hola@quiropracticaburgos.es

¡Siguenos en nuestras redes!

Quiropráctico niños Burgos

El cuidado quiropráctico en niños ayuda a un óptimo crecimiento de su cuerpo

Es importante que en niños pequeños se eliminen subluxaciones, que se corrija la postura, y que se enseñe a realizar ejercicios para una columna sana. Así como seguir otros hábitos saludables, porque todo suma y todo influye en el bienestar de su cuerpo
Quiropráctico niños Burgos

Si desde niños cuidamos que la conexión entre cerebro y cuerpo sea óptima, a medida que pase el tiempo podremos disfrutar de un mejor estado de salud.

Y la niñez es una etapa clave en la vida. Por ello, te recomendamos que traigas a tus peques a nuestra consulta para que les hagamos un estudio. Con ello, diseñaremos un cuidado acorde a sus necesidades. De manera que el sistema nervioso y la columna estén en equilibrio, para que todas las funciones de su cuerpo se realicen de forma correcta.

Este cuidado realizado por un quiropráctico, junto con una postura correcta y como decíamos antes, con unos hábitos saludables, puede evitar que en un futuro surjan molestias en el cuerpo o más subluxaciones.

Quiropráctico en niños

Hay grandes ventajas en el cuidado quiropráctico en niños. Y te vamos a contar algunas de ellas

Para que a lo largo de su vida los niños puedan crecer sanos y afrontar los retos que se les presenten, deben sentirse en plena forma. Este tipo de cuidado les permite disfrutar de la funcionalidad de su cuerpo, de tomar consciencia de la importancia de la postura. Les ayuda a tener un momento para ellos y que también aprendan lo importante que es reconocer las molestias de su cuerpo, y pedir ayuda para sentirse mejor. Ayuda a prevenir interferencias entre la columna y el sistema nervioso, alinea sus vértebras y equilibra todo su cuerpo.

En los primeros años de vida es cuando podemos cambiar más fácilmente patrones de la columna vertebral y en su sistema nervioso, corrigiendo los cambios que se pueden producir durante el desarrollo.

Quiropráctico en niños
Quiropráctico para niños

“A los bebés no les pasa nada” es lo que creemos, vienen de tener tensión durante el embarazo y sobre todo durante el parto, el cambio del útero al mundo es un gran paso que les puede generar mucho estrés. Si un bebé llora, siempre es por algo.

Es importante supervisar el desarrollo motriz y neurológico durante la infancia, siempre será mejor prevenir que curar.

Posibles problemas de un mal funcionamiento en el sistema nervioso del niño:

Escoliosis

Alergias

Malas digestiones

Sistema inmune deprimido

Problemas al comer, succión

Llorar sin parar

Otitis crónica

Formas irregulares de cabeza

Congestión sinusal crónica

Cólicos y malas digestiones

Autismo, déficit de atención, dislexia

Contacta con nuestro equipo. Diseñaremos un cuidado personalizado para ellos.